Turismo responsable y sostenible

El turismo se considera como un motor dinamizador del desarrollo económico, por su capacidad de generar ocupación y por su efecto multiplicador generando beneficio no solo en el mismo sector, sino también en otros relacionados.

Actualmente, la realidad turística que vivimos se caracteriza por un modelo de turismo de masas, con una cierta despreocupación por las condiciones laborales de las personas autóctonas, la maximización de los beneficios de las compañías operadoras, la transformación de la cultura en una mercancía y la despreocupación por la conservación de los ecosistemas.

Ante esta situación, hay que empezar a fomentar unas prácticas más sostenibles y justas dirigidas a hacer frente a las consecuencias de estos modelos turísticos dominantes... Hablamos de un turismo más responsable con la economía local y el medio ambiente.

El turismo responsable y sostenible tiene en cuenta principios de justicia social y económica, con total respeto por el medio ambiente y con las culturas locales, reconoce el papel central de la comunidad local de acogida y su derecho a ser protagonista en el desarrollo turístico sostenible de su propio territorio.

decalogo.jpg