Pescador por un día

¿Alguna vez has visto una subasta de pescado? ¿Te gustaría vivir un día de pesca en la piel de los marineros de la Barceloneta? En Feel by Doing te contamos un poco más acerca de esta experiencia inolvidable como un auténtico pescador.

Un barrio escondido y un mar abierto. Así iniciamos nuestro día como pescador en el puerto de la Barceloneta o bien “La Barriada de la Platja” como solían llamarle.  Llegamos hasta el mar. En el muelle de la Barceloneta para ser exactos. Un entorno emblemático y único de esta capital. Donde se le conoce por la tradicional pesca de gambas,  boquerones, bacaladilla, sardina, caballa entre otros. Justo a la entrada de este barrio pescador, podemos encontrar el Faro del Puerto, la actual Torre del Reloj.  Convirtiéndose desde entonces en el símbolo fundamental que identifica tanto al barrio como al puerto pesquero.

Desde la cubierta, viviremos la pesca tradicional de la gamba, desde que lanzamos las redes hasta que clasificamos los peces capturados para posteriormente llevarlos a la subasta.

Todos los días, en el puerto, se realizan dos subastas diarias de pescado, una a primera hora de la mañana y otra por la tarde. Ambas se realizan mediante un sistema informático y por supuesto, es sólo para restaurantes y pescadores. Pero se puede visitar dentro del tour “un día como pescador” con una guía que os explicará cómo funciona. Dentro de ese lugar, puedes reconocer una comunidad destacable por su fraternidad.

Durante la subasta, se puede ver a simple vista todas las cajas llenas de pescado con una etiqueta que refleja los datos identificativos de los productos y la captura.

Las dos subastas tienen distinto horario en base a las capturas:

•          La de la mañana se abre a las 07:00  y distribuye los productos capturados, principalmente pescado azul.

•          La de la tarde, ofrece la captura de la flota de arrastre, se abre a las 16:45, con productos como la gamba, cigala, merluza y otros productos.

Para finalizar, queda el momento de saborear un plato típico marinero, elaborado con un pescado capturado ese mismo día. Sin olvidar claro una copa de cava para relajarnos.  Una experiencia que no te puedes perder.

Todo esto es posible gracias a una familia de pescadores de la Barceloneta, que tienen como objetivo conservar y dar a conocer esta bella tradición. Un llamado a la preservación y reconocimiento al oficio de pescador, la cual termina como reivindicación del origen del barrio marinero en Barcelona, con personas que llevan a cabo día con día un trabajo duro pero lleno de riqueza. Esa riqueza que brinda el mar hacia una metrópolis. Donde al final esto no depende solo de ellos, sino de todos nosotros.

¡Hagamos experiencias con sentido!

¿Quieres vivir esta experiencia? Escríbenos: hola@feelbydoing.com

Judit Esteban